Seminograma / Espermiograma

Se denomina seminograma al análisis del semen. Es una de las pruebas complementarias claves en el estudio del factor masculino. Teniendo en cuenta las circunstancias reproductivas de la mujer, y en función del resultado del seminograma, puede orientarse a la pareja hacia un tratamiento de fertilidad u otro, de forma que un semen moderado o altamente patológico tendrá indicación de fecundación in vitro o ICSI, mientras que alteraciones leves, o resultados normales serán indicativos de técnicas menos complejas, como coitos programados o inseminación artificial. Los parámetros que se suelen estudiar son los siguientes:

  1. Licuefacción: Esta ocurre aproximadamente a los 20 minutos de la eyaculación si la muestra está a temperatura ambiente. Si la licuefacción no se produce en este tiempo, puede indicar algún tipo de disfunción a nivel de la próstata.
  2. Viscosidad: El semen licuado debe ser ligeramente más viscoso que el agua.
  3. Volumen: El volumen normal de un eyaculado tras un periodo de 3 a 5 días de abstinencia es de 2-6 ml.
  4. Color: el color habitual del semen es blanco opalescente, ligeramente amarillento.
  5. pH: Normalmente varía entre 7,2-8,2.
  6. Concentración de fructosa: El valor normal según la OMS es de 13 mmol por muestra.
  7. Concentración de espermatozoides: El valor normal es de 20 millones/ml o 40 millones/eyaculado.
  8. Movilidad: Es indispensable para que los espermatozoides puedan llegar a las trompas de Falopio y fertilizar el óvulo.
  9. Vitalidad: Se realiza una tinción supravital para distinguir entre los espermatozoides vivos y muertos.
  10. Morfología: El espermatozoide debe tener la cabeza oval, sin defectos en el cuello, pieza media y cola.

TAGS