La amaurosis retiniana congénita de Leber (LCA) es una enfermedad ocular genética rara, que pertenece al grupo de las distrofias retinianas. Los niños afectados tienen por lo general una ceguera desde su nacimiento, por ausencia de los conos y los bastones, o pierden la vista en los primeros meses o años de vida.

Clínicamente se caracteriza por pérdida visual, que varía desde pacientes con problemas relativamente ligeros de agudeza visual hasta la ausencia de percepción de la luz, aunque en la mayoría de los casos, la pérdida visual es permanente.

figura_amaurosisOtros síntomas pueden incluir estrabismo, nistagmus (espasmos de los músculos del ojo que produce movimientos oculares rápidos e involuntarios), respuesta pupilar débil o lenta y en ocasiones paradójica, fotofobia, catarata (opacidad del cristalino) y queratocono (alteración de la curvatura de la córnea). Además, algunos niños pueden tener pérdida de audición, retraso psicomotor y retraso mental, así como hipoplasia (desarrollo incompleto o defectuoso) de la línea mediofacial.

El diagnóstico diferencial debe realizarse con la retinitis pigmentaria, ceguera cortical, ceguera nocturna congénita estacionaria, síndrome de retina jaspeada, acromatopsia, síndrome de Joubert, síndrome de Alstrom y síndrome de Loken Senior.

El diagnóstico de sospecha es clínico y se confirma mediante el electroretinograma que es plano o las ondas son muy leves; el fondo de ojo es normal. No existe tratamiento curativo para la enfermedad. Los tratamientos van encaminados al uso de ayudas ópticas lo más precozmente posible tales como filtros especiales para aumentar los contrastes, distintos tipos de telescopios para visión lejana y lupas de magnificación para visión cercana.

Se hereda como un rasgo genético autosómico recesivo. La amaurosis retiniana congénita presenta una gran heterogeneidad genética, que se sospecha desde que Waardemburg describió los primeros casos familiares; y se han identificado, hasta la fecha, ocho genes asociados a la enfermedad, CRX, CRB1, GUCY2D, AIPL1, RDH12, RPGRIP1, RPE65, y CEP290, pero estos en su conjunto, sólo explican alrededor del 70% de los casos de amaurosis retiniana congénita.

Metodología del estudio molecular

El estudio de variantes genéticas de los genes asociados a LCA se realiza de la siguiente forma:

    1. Extracción de ADN de saliva o sangre periférica (tubos 10 ml EDTA).
    2. Estudio mediante amplificación por PCR y secuenciación directa de toda la región codificante y zonas de unión intron-exon de los genes causantes de la enfermedad (ver tabla). Este estudio se lleva a cabo según sospecha/diagnóstico clínico (correlación genotipo/fenotipo).

El tiempo de realización de estos análisis será de 2 meses para los casos índices y 15 días para los estudios directos.

LCA

GEN

MÉTODO

FRECUENCIA MUTACIÓN

Paciente inicial

Tipo 1

GUCY2D

Secuenciación directa

50%

Tipo 2

RPE65

Tipo 4

AIPL1

Tipo 6

RPGRIP1

Tipo 7

CRB1

Tipo 8

CRX

RDH12

4%

Tipo 10

CEP290

Mutación C998X y 1260 delTAAAG

10-20%

Familiar de riesgo

Estudio directo de la mutación previamente caracterizada

Portador no portador

TAGS