El array CytoScan 750K es una potente técnica de estudio del genoma completo. En un solo ensayo se detectan todas las ganancias y pérdidas de material genético asociadas a cada uno de los síndromes de microdeleción y microduplicación descritos, y a la vez  permite identificar nuevos síndromes con una resolución diez veces superior al cariotipo convencional. Se realiza a partir de ADN, no necesitándose cultivo celular, acortándose de ese modo los plazos de entrega de resultado.