CIALAB TESTS SARS-CoV-2 (COVID19)

El Severe Acute Respiratory Syndrome-Coronavirus 2 (SARS-CoV-2, anteriormente 2019-nCoV) pertenece a la familia de los coronavirus y se clasifica como SARS-CoV en el género Betacoronavirus. El nuevo coronavirus tiene su origen en China, en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei. Desencadenó una oleada de infección que se propagó en el país y en todo el mundo rápidamente. Pocos días después de la notificación sobre pacientes con neumonía de causa incierta, se identificó al SARS-CoV-2 como patógeno causante.

El SARS-CoV-2 se transmite principalmente a través de infección por gotitas en el aire al toser o estornudar y por contacto directo con infectados.

El tiempo de incubación del SARS-CoV-2 es de 3 a 7, máximo 14 días. Los síntomas de una neumonía por SARS-CoV-2 son fiebre, tos, dificultades para respirar y agotamiento. La enfermedad, causada por el SARS-CoV-2, fue denominada «COVID-19» en febrero de 2020 por la OMS.

En la actualidad todavía no existen vacunas para combatir este nuevo virus.

El diagnóstico microbiológico del COVID-19 se ha basado hasta ahora, en todo el mundo, en la detección del material genético (ARN) viral del SARS-CoV-2 mediante técnicas de PCR (siglas de Reacción en Cadena de la Polimerasa), en muestras respiratorias (exudado nasofaríngeo principalmente) de pacientes con síntomas compatibles (Procedimiento de actuación frente a la enfermedad por SARS-CoV-2. Ministerio de Sanidad). La PCR es una técnica muy sensible y específica, y actualmente es la técnica diagnóstica de referencia.

Existen también otras pruebas de laboratorio que ayudan al diagnóstico del COVID-19, buscan identificar al virus, bien de forma directa (detectando sus antígenos) o bien midiendo la respuesta inmunitaria (anticuerpos tipo IgG, IgA, IgM). La respuesta IgM y la respuesta IgA aparecen y se comportan de manera similar.

Pruebas disponibles actualmente en nuestro laboratorio

Las pruebas han de ser prescrita por un facultativo médico de acuerdo con las directrices, instrucciones y criterios acordados al efecto por la autoridad sanitaria competente.

1.- RT-qPCR (PCR en tiempo real con retrotranscripción)

Tipo de muestra: Exudado nasofaríngeo. Las muestras deben ser tomadas por personal capacitado y teniendo en cuenta todas las instrucciones de bioseguridad.

Esta prueba consiste en la detección del material genético del virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19. Permite identificar pacientes contagiados poco después de haberse establecido la infección, ya que el virus en sus primeras fases coloniza las vías respiratorias altas que es de donde se obtiene la muestra. Es una prueba altamente sensible y específica con un bajo número de falsos negativos.

Se considera la mejor elección para un diagnóstico agudo/precoz.

Plazo de entrega: 24-48h tras recepción de la muestra

2.- Prueba rápida de anticuerpos IgG, IgM

Tipo de muestra: suero, plasma

Prueba rápida de detección de anticuerpos IgM (5-7 días tras el inicio de síntomas) e IgG (14 días tras el inicio de los síntomas), válida para evaluar el estado inmunológico del paciente.

No es adecuada para un cribado inicial de la enfermedad (debido al periodo ventana, tiempo desde la infección hasta la aparición de anticuerpos), si no va acompañada de la evaluación clínica del paciente y de la realización de la RT-PCR.

Plazo de entrega: 24h máx. tras recepción de la muestra

3.- Determinación semicuantitativa por de anticuerpos IgG, IgA

Tipo de muestra: suero o plasma

Prueba mediante técnica de ELISA de determinación semicuantitativa de anticuerpos IgG, IgA.

Ofrece mayor sensibilidad que los test rápidos, y la posibilidad de determinación de anticuerpos IgA (mayor sensibilidad diagnóstica en las primeras fases de infección que los anticuerpos IgM ).

Los resultados son más objetivos ya que al no interpretarse visualmente se elimina la subjetividad del observador. Se puede valorar la seroconversión de un paciente realizando la determinación en paralelo con una muestra basal y otra tomada a los 21 días.

Plazo de entrega máximo: 72h máx. tras recepción de la muestra.